Paco de Lucia. In memoriam.

Cuenta la leyenda que por primera vez una guitarra flamenca tocaba en el escenario de cierto auditorio de renombre. Sacrilegio casi en templo de formas entonces más cultas, quién iba a ir allí a escuchar fandangos, bulerías, tarantas y demás palos.

Lo cierto es que el quién se tornó multitud que abarrotó vomitorios, pasillos, e incluso invadió el escenario.

Los que organizaban aquello se dirigieron al intérprete para suspender el acto, no ya por aquello de la seguridad sino porque a ver a quién le gusta acariciar las cuerdas sintiendo literalmente el aliento de otros en la nuca.

El intérprete dijo que nones, que él salía y que no iba a pasar nada. Falso, pasar pasó, pero a la historia, Fue en 1975, fue en Madrid, fue en el Teatro Real.

Tocar no tocará más, pero morir no morirá nunca. Paco de Lucía (1947-2014).